Inicio
¿Quiénes Somos?
El Cuerpo de Cristo
Otros Sitios
Libro de Visitas
Contactos

"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe ..."
Efesios 4:11−12.
stephen_kaung.jpg
Lecciones prácticas para la crianza de los hijos
Por Stephen Kaung
PDF Lecciones prácticas para la crianza de los hijos ↳Descargar (16.62 KB)
Compartir en
Compartir en TwitterCompartir en Facebook

¿Cómo pueden los padres criar sus hijos como el Señor desea?

Santifíquense a sí mismos


En términos prácticos, la primera cosa que los padres deben hacer es santificarse a sí mismos por amor a los hijos. En la familia usted no puede tener dos patrones. Algunas veces, porque los padres son adultos, pueden hacer muchas cosas; son libres para hacer esas cosas. Pero ellos tienen otro patrón para sus hijos y éstos no entienden. Tal vez usted tenga derechos en ciertas áreas porque usted es adulto, pero los hijos no entenderán. Si usted no se santifica por amor a ellos, nunca será capaz de enseñarles o disciplinarlos. Mire a nuestro Señor Jesús. En Juan 17 se dice que nuestro Señor Jesús se santificó a sí mismo por amor a nosotros. Había muchas cosas que nuestro Señor Jesús podía hacer, no había nada de errado. Pero por amor a nosotros él se separó para que no nos escandalizase de alguna manera.


Antes de tener hijos, probablemente había cosas que usted podía hacer libremente, pero después de tener hijos, usted debe pensar en ellos. Si dice una cierta cosa, si va a algún lugar, ¿cómo eso afectará a sus hijos? Usted dice a sus hijos que no digan esto, que no hagan aquello, que no vayan a aquel lugar, pero usted lo hace. Ese es un patrón doble. Usted pierde el respeto de sus hijos. Ellos no lo van a respetar más. Van a pensar que usted es un hipócrita.


Por lo tanto, de forma práctica, la primera cosa que los padres deben hacer es santificarse a sí mismos por amor de sus hijos. Esto es parte de la cruz que usted tiene que tomar. Por amor de sus hijos, usted voluntariamente abandona determinadas cosas correctas que están en su derecho, para mantener un solo patrón en la familia. Pienso que esto es muy importante.


Viva delante de Dios


En segundo lugar, al criar a los hijos, tanto el padre como la madre deben vivir delante de Dios. No hay cómo ayudar a los hijos si los padres mismos no viven en la presencia de Dios. Si los padres temen a Dios, los hijos temerán. Si los padres aman a Dios, los hijos lo amarán. Ustedes tienen que proveer la atmósfera correcta. Ustedes tienen que ser ejemplos para ellos. Los padres tienen que vivir delante de Dios para llevar los hijos a él.


Sean de una sola mente


En tercer lugar, los padres deben ser de una sola mente al enseñar y disciplinar sus hijos. Los hijos son muy inteligentes, más inteligentes de lo que se piensa. ¡Cómo ellos consiguen lanzar al padre contra la madre, y a la madre contra el padre! Los hijos saben que el padre dirá «no» a ciertas cosas, entonces ellos acuden a la madre. En otras cosas, ellos saben que la madre dirá «no», entonces acuden al padre. Frecuentemente lanzan al padre contra la madre y causan cierto tipo de conflicto. Esa es una astucia natural. Por lo tanto, al enseñar y disciplinar a los hijos, los padres tienen que ser de una sola mente. No les ofrezca ninguna oportunidad, ninguna brecha. Si los hijos fueren a la madre, ella debería decir: “¿Qué dijo tu padre?”. Y lo mismo debe suceder con el padre. Los padres deben ser de una sola mente. De otra forma no serán capaces de criar sus hijos como deben.


Enseñe y discipline en todas las áreas de la vida


En cuarto lugar, los hijos deben ser enseñados y disciplinados en todas las áreas de sus vidas. Los padres no deben sólo darles dinero, suplir las necesidades materiales, alimento, ropas, y lo demás. Esa es la parte menor de la paternidad. Ciertamente eso es importante, pero es la parte menor. Los padres deben criar a los hijos en cuanto a sus buenas maneras, forma de vida, hábitos, trabajo, carácter, relaciones, en todas las cosas. Todo esto precisa ser enseñado.


Buenas maneras


Por ejemplo, los hijos deben ser enseñados en cuanto a las buenas maneras. Eso implica no sólo las buenas maneras en la mesa, sino también cuando se encuentran con otra persona. ¿Cómo ellos deben hacer al encontrarse con otras personas? ¿Cuán amables deben ser? Encuentro a muchos hijos hoy creciendo sin instrucción. Ellos ya no tienen buena maneras, porque esto no les es enseñado.


Valores


Los hijos deben ser enseñados en cuanto a valores. ¿Qué cosas son realmente valiosas? Debe dárseles algún tipo de patrón de valores. Si los hijos aprenden los valores cuando todavía son pequeños, ellos estarán protegidos contra muchos errores. ¿Qué son las cosas valiosas? ¿Cuáles son los valores en la vida? Estas son las cosas que deben ser enseñadas a los hijos mientras ellos todavía son pequeños.


Patrones morales


Los patrones morales deben ser enseñados a los hijos. Debe haber ciertos patrones que precisan ser mantenidos, y los hijos deben ser enseñados cuando todavía son pequeños.


Los hijos deben ser enseñados en el uso del dinero. Ayúdelos a aprender cómo utilizar el dinero, cómo dar.


Diligencia


Los hijos precisan ser enseñados acerca de cómo trabajar, y ser diligentes. Agradezco a mis padres. Cuando éramos jóvenes, cada uno de nosotros, los siete, tenía que trabajar en casa. Nuestra madre nos daba ciertas tareas, tales como barrer la casa, y otras cosas. Ella nos daba la responsabilidad de hacer algunas cosas. Los hijos deben ser enseñados a cómo trabajar. Muchos hijos en la actualidad no saben cómo trabajar. Son servidos todo el tiempo. Ellos precisan ser enseñados a ser diligentes. Los hijos precisan tener el carácter formado. Todas esas cosas precisan ser enseñadas, e igualmente disciplinadas de tal forma que, cuando los hijos crezcan, ellos crezcan para la madurez. Esa es la responsabilidad de los padres.


Mantenga sus promesas


En quinto lugar, al tratar con los hijos, su palabra debe ser precisa, sus promesas deben ser mantenidas. Frecuentemente, los padres prometen alguna cosa a los hijos y después se olvidan. Eso hiere mucho a los hijos. Lo que fuere dicho debe ser preciso y ser cumplido. Si lo que se dice no fuere hecho, las palabras quedan sin valor. Esa es la forma de criar hijos.


Lleve sus hijos al Señor


Los padres tienen la responsabilidad de llevar sus hijos al Señor. Eso es lo más importante. Muchos padres fallan en esa responsabilidad. Ellos no llevan sus hijos al Señor, y permiten que sus hijos se vayan al mundo. Entonces, alguna otra persona, o la iglesia, tiene que salir a buscarlos. Pero en realidad, es responsabilidad de los padres criar a sus hijos y llevarlos al Señor. Si así ocurre, ellos quedarán en la iglesia y serán útiles. No será necesario salir al mundo para rescatarlos y traerlos de vuelta.


Estos son algunos pocos aspectos prácticos. Hay muchas, muchas otras cosas. ¡Oh, cuán necesario es que los padres críen a sus hijos en la enseñanza y disciplina del Señor!


Tomado de http://www.aguasvivas.cl.

Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Comentarios
No se encontró ningún comentario.

Agregar Comentario
*
*(No será publicado)
*
*

← Volver a todos los artículos
Síganos en Síganos en TwitterSíganos en Facebook
Ingreso Usuarios
Usuario: 
Contraseña: 
Registrarse   ¿Olvidó su contraseña?
Comparta esta página web con sus amigos y familiares para que ellos también conozcan de Cristo.
» Recomienda esta Página Aquí «
Película Recomendada
fireprof.jpg
Jamas abandones a tú pareja especialmente en un momento díficil
>> Ver Resumen  2 Comentarios

Hermanos en Comunión
Contactos: contactos@hermanosencomunion.net.
© 2009. Colombia - Suramérica.
Última Modificación: Jueves 22 de Febrero de 2018, 2:29pm
Cantidad Total de Visitas: 914015
Diseño y Desarrollo por ItrioNET.