Inicio
¿Quiénes Somos?
El Cuerpo de Cristo
Otros Sitios
Libro de Visitas
Contactos

"Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos. Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en tí, que también
ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste."
Juan 17:20−21.
Compartir en
Compartir en TwitterCompartir en Facebook
La luz de la comunión
Viernes 1 de Junio de 2012

"Pero, si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros..." (1ª Juan 1:7).


El apóstol Juan en esta carta nos trae una enseñanza muy necesaria para nuestra carrera cristiana. Nosotros nacimos de nuevo, fuimos perdonados por la sangre de Jesús; fuimos justificados por su muerte y resurrección. Ahora por la fe, fuimos hechos justos. Dios ya no nos llama pecadores, sino santos, sin mancha e irreprensibles (Col 1:22). Santos, justos, pero aún no llegamos a la perfección.


Si la regeneración nos llevase de inmediato a la perfección, no necesitaríamos santificación. "El que es santo, santifíquese todavía", nos enseñó el Señor (Ap. 22:11). No es posible alcanzar la santificación andando solo. Un cristiano que anda solo no puede crecer en santificación, porque gran parte de ella es hecha en la luz de la comunión.


¿Cómo es esto? Juan nos enseña en su primera carta, en el verso 3, que nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. Ésta es la comunión necesaria, pero en el verso 4 nos dice que ella se completa en la comunión de unos con otros, esto es, con la iglesia del Señor.


En el verso 5 nos anuncia que Dios es luz. No hay ningunas tinieblas en él, no hay nada que quede encubierto en su presencia. Todas las cosas están desnudas y abiertas delante de él (Heb. 4:13). Si Cristo es la cabeza de la iglesia, el propósito es que, como él, todo su Cuerpo sea luz (Mat. 5.14). Somos hijos de la luz. Dios no nos destinó para la ira, sino para que alcancemos la salvación por nuestro Señor Jesucristo (1ª Tes. 5:5, 9).


Él nos hizo aptos para que participemos de la herencia de los santos en luz (Col. 1:12). Por eso, si decimos que tenemos comunión con él y andamos en tinieblas, mentimos. Andar en la luz aquí no se refiere a la santidad. Si así fuere, no necesitaríamos ser limpiados por la sangre como dice el verso 7. La luz a cual se refiere Juan, es la luz de la Palabra traída en la comunión con los santos, esto es, la Palabra como luz para la iglesia del Señor (Sal. 119:105). En su luz vemos la luz nos dice el salmista (Sal. 36:9).


La luz de la Palabra en la comunión con la iglesia expone nuestra vida. Expone lo que es de nuestra carne; expone los pecados que están encubiertos a nuestros ojos (Salmos 19:12). Juan se refiere a los pecados que no son de muerte (1ª Juan 5:14-17).


Nosotros no podemos discernir nuestros propios errores, ni juzgarnos a nosotros mismos; si hiciésemos esto, no seríamos juzgados (1ª Cor. 10:31-32). Sólo la luz de la comunión puede hacer esto, y en esta comunión con la iglesia es que la sangre de nuestro Señor Jesucristo nos purifica, nos limpia de todo pecado. Esta es la comunión con la sangre de que nos habla Pablo en Corintios; de la copa de bendición en la mesa del Señor (1ª Cor. 10:16-21).


El pecado nos aleja de Dios y automáticamente de la comunión, y el Señor no quiere que andemos así. Es andando en la luz y teniendo comunión unos con otros y por la comunión con la sangre que nuestros pecados son traídos a la luz y son purificados.¡Cómo necesitamos de la luz, de la iglesia y de la sangre de nuestro Señor!


Tomado de www.aguasvivas.cl.

Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Comentarios
No se encontró ningún comentario.

Agregar Comentario
*
*(No será publicado)
*
*

← Volver a todas las reflexiones
Síganos en Síganos en TwitterSíganos en Facebook
Ingreso Usuarios
Usuario: 
Contraseña: 
Registrarse   ¿Olvidó su contraseña?
Comparta esta página web con sus amigos y familiares para que ellos también conozcan de Cristo.
» Recomienda esta Página Aquí «
Película Recomendada
fireprof.jpg
Jamas abandones a tú pareja especialmente en un momento díficil
>> Ver Resumen  2 Comentarios

Hermanos en Comunión
Contactos: contactos@hermanosencomunion.net.
© 2009. Colombia - Suramérica.
Última Modificación:  21 de Febrero de 2018, 10:04pm
Cantidad Total de Visitas: 913577
Diseño y Desarrollo por ItrioNET.